miércoles, 3 de marzo de 2010

REY DE CORAZONES...

Para el amor que me turba,
que me toma y me arrebata,
que me arranca
la súbita carcajada
que asciende hasta mi garganta
tras libar miel de su boca,
tras saborear la dulzura
que sólo de él emana.

Ay, amor de mis amores,
dulce rey de corazones,
quédate aquí a mi lado
y toma esta mi mano
para siempre como tuya.

Que del amor infinito
he de darte
y de la vida y la muerte:
¡qué jamás ya nos separen!

Mayte Dalianegra. 
Pintura: "Acme and Septimus", Sir Frederic Leighton.

Safe Creative #1003025677218