sábado, 28 de agosto de 2010

SI TENGO QUE MORIR.

Si tengo que morir
y que morir tengo,
que sea en el rabel afinado
de tu amada boca,
que sea entre tus brazos,
abiertos como un lecho
de nenúfares blancos
y de azaleas rojas,
o en el crepúsculo dorado
que se enciende
en el brillo negro
de tus dos luceros.

Si tengo que morir
y que morir tengo,
que sea entre los versos
que tu voz desgrane,
que sea entre las rosas
que amorosamente
cultivan tus manos.

Descansaré gozosa
en esa rosaleda,
bajo un recio arco,
ése que se extiende
entre tu fornido pecho
y tus ágiles dedos,
ése que se enreda,
como obstinada hiedra,
en torno a mi talle,
y sobre él, cimbrea.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "Beijing", (Pekín), 2007, Liu Yuanshou.

Safe Creative #1008287164728

domingo, 22 de agosto de 2010

AGUA.

Agua remansada en tu cauce soy,
agua dulce que se vierte,
cual cascada fragorosa,
en el cáliz de tu amor.

Agua salobre también,
la que de mis ojos fluye
cuando la emoción me embarga
ante el recuerdo distante.

Agua pura, fresca,
cristalina y desbordante,
que inunda mi corazón
al saberte apresado
por esta ígnea pasión.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Dolce far niente”, "Sweet nothing", (Dulce no hacer nada), 1897, John William Godward.

Safe Creative #1008227105156