viernes, 26 de agosto de 2011

ÁBREME EL CORAZÓN

Ábreme el corazón. Que el abrazo nocturno
no me encuentre tendida sobre el páramo helado,
y que la sangre logre labrarme las arterias.

Ábremelo. Que suene la existencia al sonido
cismático del eco, y que las mariposas
dejen de golpear mis muros con sus necios
aleteos. Alivia la tensión de sus alas
con el rumor de un beso, y que nazcan mis ojos,
habituados a ver sólo horizontes ciegos.

Quiero sentir la vida como un fruto asombroso
vendimiado en sazón en el mes de la risa,
sentirla caminando, con paso agigantado,
sentirla aproximándose, calentándome dentro.

(Mayte Dalianegra)

Pintura: ilustración para el libro "Les chants de Moheera" (Los cantos de Moheera), 2005, Jean Michel Bénier.

Safe Creative #1109029984045

jueves, 25 de agosto de 2011

DE LUCES Y DE SOMBRAS


En una temblorosa malla
de luces centelleantes
—reflejadas por los espejos de las sombras—
se tamizaba el trigo del verano.
Allí crepitaba la lumbre
que encendía tus ojos
y tu avidez por explorar
los mundos que mi piel confinaba
en el claustro de sus pliegues.

Pasados los años,
aún relumbran fulgores,
todavía un sol nos navega por venas y arterias,
abriendo los surcos de un placer
que desgarra la noche en sus mansas bóvedas.

Todavía esas luces se buscan
y entregan el anillo fogoso de un eclipse,
como dádiva que el amor consagra
en memoria de la juventud.

(Mayte Dalianegra)

Pintura: “Forest beauty” (“Hermosa foresta”), 2010, Scott Burdick

Copyrighted.com Registered & Protected 
HTOH-RH3L-Q06B-LEA2

miércoles, 24 de agosto de 2011

A MIGUEL HERNÁNDEZ

Soy liebre libre, loca,
cuya pisada quiebra la armadura
y cincela los versos del poeta.

De impuro barro, húmedo,
visto, de pies
a cabeza, los siglos
que me atan al brotar de la tristeza.

De impuro barro, húmedo,
tomo su traje
para vestir razones que me funden
con el pulso terrestre, con el pálpito
de un corazón silente que se muta
en entraña amputada,
en seca entraña.

Mayte Dalianegra

Pintura: Retrato del poeta Miguel Hernández, dibujado por el dramaturgo Antonio Buero Vallejo
Safe Creative #1108139858802

martes, 23 de agosto de 2011

AGUA DULCE.

Agua dulce eres,
ambrosía,
en la inmensidad fragorosa de las dunas
de ese ardiente desierto que son mis labios.

Agua precipitada en el vacío
de unas cuencas cristalinas,
de una mirada vítrea,
como el cosmos azulado
y como él ennegrecido.

Agua que sacia la sed voraz
de tenerte,
de disfrutar los placeres de tu carne,
de simular ser la consorte
de tus morbosas ensoñaciones.

Agua como seminales surtidores
aplacando recónditos apetitos,
agua límpida, diáfana, pura,
blanca novicia desnuda,
agua turbia, enlodada, obscena,
lúbrico flujo de hembra
que por sus rincones vierte
las sales de su impudicia.

Agua con aroma a la silvestre lavanda
y al romero y al espliego,
al laurel de la esquiva Dafne
que me niego a ser,
rehuyendo del amor
para entregarse en raíz, corteza, fronda,
a la necia soledad del sibilino bosque.

Agua tras el arcoíris de tus pupilas,
diamantinas gotas
en ambigua danza
bajo la opulencia del sol estival.

Agua dulce eres,
de melocotón y exótica papaya,
para mi frugívoro paladar,
diestro en las mieses candeales
del  más tierno afecto,
perito en pleamares de salivas,
en lujuriantes efluvios a tierra mojada, húmeda,
a profundas cavernas por el salitre bañadas,
a la esencia de nuestros cuerpos sudorosos,
trémulos como un miserere de viernes santo,
y enlazados en nudo gordiano,
tendidos allá, muy lejos,
sobre el  feraz verdor de la hierba
que crece en el Parnaso.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Strigils and sponges”, (“Látigos y esponjas”), 1879, Lawrence Alma-Tadema.
Safe Creative #1107199704098

sábado, 20 de agosto de 2011

JAZMINES.

Violáceos y morados,
nacidos con la mañana,
cazan los vientos del día,
y un aroma de jazmines
envuelve mi hora bruja
desde un búcaro de barro.

Jazmines ilusionados,
algazara jubilosa
que brota de una alfaguara,
jazmines de verdes hojas,
de esmeraldina esperanza,
llenando con su terneza
los rincones de esta estancia.

Vengan a mis manos suaves,
de piel aterciopelada,
sus pétalos tan livianos
como las notas de un arpa,
que en acordes rinda culto
al guardián de mi atalaya.

Vengan jazmines fragantes,
de rozagante armonía,
en lozanos ramilletes
a ceñirse a mi cintura,
como tus manos la ciñen
cuando me encuentras desnuda.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Flores de ilusión”, (2011), Andrés Rueda.

Ésta y otras pinturas suyas, en sus blogs: ANDRÉS RUEDA, PÁGINA PERSONAL  y  

Safe Creative #1108209894969

miércoles, 17 de agosto de 2011

ME NACE EN EL CORAZÓN.

Me nace en el corazón
un fuego en licuefacción
que me recorre las vías,
una hoguera de alegrías
que va llenando mis días
de ilusiones y misterios,
como ráfagas de auroras
de un boreal hemisferio.

Me nacen todas las horas,
asidas al tresbolillo,
en las entrañas del tiempo,
y en los ojos tengo un brillo
de luceros encastrado.

Me nace por ti la vida
cuando creía perdida
toda esperanza y anhelo,
mi fe yacía dormida,
con el rostro amoratado,
bajo un carámbano de hielo.

Me laten sin contratiempo
diástoles de sentimientos,
ebrios de beber tus vientos,
y se arremolinan olas
que me arrastran la congoja,
de hirviente sangre tan roja
como campos de amapolas.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Nerissa”, (1906), John William Godward.
Safe Creative #1108109832559

sábado, 6 de agosto de 2011

AGUA, LACUSTRE VITRAL.

Agua, lacustre vitral
sus goznes blandiendo
por hierbas y flores,
la vida extendiendo
por bosques y montes.

Agua, susurro fluvial
cantando al oído
de ninfas y ondinas,
murmullo constante,
discurrir eterno
de arroyos de jade
y torrentes gélidos.

Agua, perpetua armonía,
paleta de azules profundos,
de violáceos y turquesas,
de verdes esmeraldinos,
de argénteos grises y alburas
en comunión sosegada

Agua, chispeo incesante
de lluvia sonora,
desliza, ufana,
su seda de gotas
por entre arboledas.
Paisaje salvaje
puliendo memorias,
fluir secular
efímero y tierno.

Mayte Dalianegra.

Pintura:"Sonora seda de agua", (2011), Andrés Rueda. Ésta y otras pinturas suyas, en sus blogs: ANDRÉS RUEDA, PÁGINA PERSONAL y BLOG DE ANDRÉS RUEDA

Safe Creative #1108059813103

jueves, 4 de agosto de 2011

¡TE QUIERO TANTO!

Si las arenas del desierto,
hijas del cristalino cuarzo,
la áurea mica, el plomizo feldespato,
pudieran escuchar,
dotadas estuvieran
de minúsculos pabellones auditivos,
o de caracolas de retumbar marino,
mi voz te llevarían con el viento
y te dirían: ¡te quiero tanto!

Mayte Dalianegra.

Pintura: "La excursión del harem", (1869), Jean León Gérôme.

Safe Creative #1107309775963