lunes, 31 de octubre de 2011

OCTUBRE SE EXTINGUE.

Octubre se extingue
en el oro de una tarde
soleada de lunes,
entre la añoranza
de los años que se han vivido
y la incertidumbre
de los que restan por vivir.

Octubre es mes de cumpleaños,
¿cuántos quedarán aún,
cuántos no se cumplirán nunca?

El tiempo otoñal retoña
en otras ramas ahora desnudas de hojas,
desprovistas de todo lo que no sea recuerdo,
bañadas en el ambarino almíbar
de unas fotos viradas al sepia.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "A woodland pool", ("Una charca en el monte"), 1915, Benjamin Williams Leader.

Safe Creative #1110310410761

viernes, 28 de octubre de 2011

HAY UN SALAR EN MI PECHO.

Hay un salar en mi pecho,
mar de amargura y de muerte,
que crece cuando mis ojos
no te hallan en la albura,
y mengua si oigo palabras
escanciadas por tus labios.

Hay una llaga en mi pecho,
doliente como la vida,
a la suerte abandonada
del que al morir nada pierde,
porque en vivir nada tiene.

Sirve de nido a los pájaros,
que trinan en mi agonía,
gorjean, y en su canto,
se eleva una plegaria
que ningún oído atiende.

Mayte Dalianegra.

Pintura de Ángel Ramiro Sánchez.

Safe Creative #1110280393248

martes, 25 de octubre de 2011

LA NOSTALGIA.

La nostalgia nos consume
en esas horas en que la tarde cae a plomo,
embestida por el toro de la noche,
cuando las risas se tornan vago recuerdo
y los aromas de otros cuerpos,
casi olvidados,
nos recuerdan que seguimos vivos,
vivos y solos...

Mayte Dalianegra.

Pintura: "La nostalgia del caníbal", 1932, Salvador Dalí, Sprengel Museum, Hannover.
Safe Creative #1110240372184

sábado, 22 de octubre de 2011

GRAN CASCADA.

No me dejes caer
en los arroyos de tus ojos,
rumorosos de otoños encendidos,
o en la feroz cascada de tu risa,
que soy rebeca tierna
y el fragor de tus embravecidas aguas,
arredra mis instintos
y me extravía el alma.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Gran cascada”, (2011), Andrés Rueda.

Ésta y otras pinturas de Andrés Rueda, en sus blogs: ANDRÉS RUEDA, PÁGINA PERSONAL

jueves, 20 de octubre de 2011

AZUL Y TRISTE.

Era dueña de todas las risas del universo,
de la alegría de todas las rosas
rojas, rosáceas, amarillas…
de pétalos como espejos de sol.

Ahora soy azul, azul intenso y oscuro,
uniformado color de uniforme
 de marino sin barco,
sin brújula ni sextante,
ni esfera armilar de ignota geografía;
o de soldado prusiano
de otro siglo, de otras auroras
tenebrosas, maculadas,
dulcemente pérfidas.

Soy azul submarino,
fecundado en batiscafos
enamorados de eruditos pulpos
y de letíferas anémonas,
cebada de tinieblas y de alcohol.

Azul, azul y triste,
ungida en la fría noche lunar
de blanco nardo fragante,
de blanca espuma de azucena,
de semen espumoso de dragón,
de ése que me mira con ojos gélidos y golosos,
de ése que por corazón porta,
la cúspide de un ciclópeo iceberg.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Retrato de la señorita Laura Leroux”, Jean-Jacques Henner.
Safe Creative #1110190335291

martes, 18 de octubre de 2011

A UNA CAMELIA ENVIDIOSA.

Miraba arrogante,
henchida de envidia,
la blanca camelia,
a una dalia oscura.

Cubría de joyas,
de suntuosos oros
y gemas pulidas,
la gualda ictericia
engendrada en celos.

Nívea camelia,
de alhajas ornada,
se tornen envidias
por otros afectos,
que la envidia feroz
-y los celos crueles-
sólo traerán
mayores tormentos.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "Bouquet", Jan Brueghel el viejo, (1568-1625).

Safe Creative #1110170320385

sábado, 15 de octubre de 2011

A UNA SOMBRA ARROGANTE Y COBARDE.

A quien se viste de cobarde sombra
y como tal deambula,
dibujando su arrogancia en el humo,
le confieso mi razón:
no quiero ser,
pues ya soy,
no narciso,
de reflejo inseguro y pálido,
no camelia,
de efímeros pétalos,
ni dalia siquiera,
ni negra ni blanca,
sólo la que siente,
la que expresa,
la que habla
con el corazón latiéndole
en las sienes,
¡humildemente yo misma!

Mayte Dalianegra.

Pintura de Bente Schlick.

Safe Creative #1110150303377

viernes, 14 de octubre de 2011

GRAZNA EL CUERVO.

Grazna el cuervo sobre la fría nieve del invierno
aquilatada en mis ojos de miel umbría,
grazna sobre ramas de abedules
de hojas extraviadas en un otoño pretérito,
perdidas, como mi dignidad,
en el acto transitorio de amar,
de anudar sueños,
de desnudar la palabra deseo
y extraerle el corazón bullente
con garfios encendidos en delirios,
y llenar las bocas de los vivos de aleluyas,
de gritos de júbilo,
de estandartes estampados con la convulsión
visceral de un clímax exaltado de lujurias.

Grazna el cuervo escarbando con su pico
los recuerdos de lo que pudo ser y no fue,
de lo bello tornado en yermo y triste,
y acierta a devorar las tripas
del cadáver escarchado de hielos
de lo que nunca será.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Tower”, (“Torre”), 2010, David Caesar.

sábado, 8 de octubre de 2011

RÍO QUE DISCURRES.

Río que discurres
en meandros escondido,
acuática sierpe
de ponzoñas enlodada,
tu bífida lengua de ofidio
muestra la amalgama de tu estirpe y de tu estampa,
el cruento mestizaje
entre el anhelo de tu corazón
y el óxido que tu sangre,
coagulada por la envidia,
¡reclaman!

No eres sino el reflejo del mal
en el espejo de la estrellada noche,
que brilla para mí,
cual diamante coruscante,
en su caverna sellada y oculta.

Pecio submarino
aguardando a ser descubierto,
y una vez abierto en canal su impío vientre
de ballena atesorada de recuerdos,
invade la atmósfera,
¡la estratosfera incluso!
el hedor a muerte que tu rencor proclama.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "Water serpents", ("Serpientes acuáticas"), 1904 - 1907, Gustav Klimt.

Safe Creative #1110080248281

lunes, 3 de octubre de 2011

ALIANZA DE SILENCIO.

Silencio, aliento oscuro de la noche,
silencio, incienso y humo negro,
plúmbeo silencio,
pesado y gris,
gris y húmedo
como vaho que gravita
en el reino de los muertos.

Silencio que ahoga el embrión de la palabra
cuando ésta germina alentada por el aullido del lobo.

Un perro ladra y gime y se retuerce
sobre las heces inmundas
de la hipocresía, la manipulación, la mentira...

Un perro ladra ante la sordera
de mis oídos asesinos de tinieblas;
ya no escucho el necio plañir del cánido,
ni los agravios  inoculados de cicuta,
ni mi boca se abre más que para expirar aire.

Me alío con el silencio,
ataúd de tormentos,
compañero inefable de un camino señero y breve.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Femmes”, (“Mujeres”), Jean Michel Bénier.

Safe Creative #1110010176059

sábado, 1 de octubre de 2011

DESESPERACIÓN.

Desesperación,
soledad hecha verso que late entre corazón e ingles,
arena obtusa y yerma de playa sin océano
que hace vibrar las cuerdas de un violín
hasta extenuarlas en el silencio de la afonía.

Soledad,
palabra impía que provoca cataclismos de tristezas,
que auxilia la impenitencia de la aurora
ansiando el estertor postrero
de una noche finada entre lamentos.

Mayte Dalianegra.

Pintura de Yvonne Jeanette Karlsen.

Safe Creative #1110010176110