viernes, 11 de junio de 2010

EN LOS MARES DE AFRODITA.

Mi amor por ti es como la niebla,
que impregna todo cuanto acierta,
nublando la visión que puebla
el corazón que no despierta.

En este mi faro te encuentro,
que fuera aquél de Alejandría,
cuya luz será el epicentro,
maremoto de mi agonía.

Fondea en mi puerto tu nave,
deja que un dulce aura la mezca,
que una ola de murmullo suave,
con gran fortuna la merezca.

Si tu cuerpo fueran los mares,
el mío sería Afrodita,
caracola cuyo dueño Ares,
gozaría en ansia bendita.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Reina rosa”, Soledad Fernández.
Safe Creative #1006116568402