sábado, 27 de noviembre de 2010

LLÉVAME AL SUR.

La luna brilla engastada
en la noche gaditana,
con el mármol de su rostro
asido al pitón de un toro,
bailando hasta la mañana
en un tablao celeste.

La luna tiene un balcón
sobre las olas de plata,
ciñe su frente una tiara
de nubes enjalbegadas,
mientras relumbran luceros
de cobrizo almazarrón.

Me mira esa luna blanca
con sus ojitos de nata,
me pide clavo y canela
y una copa de aguardiente,
para remontar la pena
de no poder ver el sol.

Quiero estar allí presente
antes del amanecer,
cuando la luna se vaya
a dormir a su morada,
ansío saciarme de ella
reposando en tu almohada.

Llévame al sur, marinero,
en tu nave de azafrán,
con la vela a sotavento,
con el mar en mis caderas
cabalgando un alazán.

Mayte Dalianegra.

Pintura de Valery Tsukakhin.

Safe Creative #1011277944224