martes, 3 de febrero de 2015

INCREDULIDAD

Cuando se lo dijeron,
su laringe no pudo emitir ni un sonido.
Los azulejos blancos de la sala
reflejaron su rostro desencajado, pálido.
No podía creer
que la muerte le hubiese ya nacido.

(Mayte Dalianegra)

Pintura:"Mujer durmiendo", Felix Vallotton

Safe Creative #1202281214599