sábado, 9 de octubre de 2010

ERES MI TODO.

Eres mis ojos,
derramando un firmamento azulado y límpido,
exento de algodonados nimbos,
cuajado de palpitantes estrellas.

Eres mis oídos,
descargando el estrépito de la tormenta
sobre una sinfonía de cítaras y clavecines,
de laúdes y vetustas violas de gamba.

Eres mi nariz,
percibiendo el aroma de las madreselvas
que anidan en la médula de los caducifolios bosques
poblados por la herrumbre del tiempo.

Eres mi boca,
catando el sudor salobre
que delinea tus músculos tensos,
dispuestos para el fragor de una batalla de espasmos.

Eres mis manos,
acariciando tus voluptuosas formas de macho,
aquéllas que palpan la esponjosa materia
de la que están confeccionados los cometas.

Eres mis cinco sentidos,
el sedimento primigenio que originó el cosmos,
el sustrato que alimenta una irreductible estirpe de dragones,
eres, en definitiva: ¡mi todo!

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Even”, (“Par”), 2007, Angela Fraleigh.

Safe Creative #1010097537975