martes, 20 de diciembre de 2011

UN SONETO, AUNQUE NO SEA LOPE DE VEGA.

Un soneto me manda hacer Violante,
aunque no sea Lope, ni de Vega
apellidarme pueda, ni en la friega
de ansiar las distinciones, arrogante

deba mostrarme, siendo una aspirante
como otra a convertirme, con entrega,
en trovadora que el alma sosiega,
y arrulla el corazón más apremiante.

Poeta quiero ser de envergadura,
aunque el tiempo me mire en la distancia,
poeta sin llegar a la locura.

Que codicio perderme en asonancia,
en consonancia hallarme la cordura,
y en la pluma volcarme en abundancia.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "Die briefschreiberin", ("La escritora"), 1655, Gerard Ter Borch o Gerard de la Notte.

Safe Creative #1112150753442