miércoles, 21 de mayo de 2014

GRANDEZA

En medio del asfalto,
en el agua remansada
de un charco, entre la suciedad
y el combustible
vertido,
brilla un arco iris fosforescente.

En ese hábitat inmundo,
tras descolgarse el trapecio
de la noche,
las estrellas juegan a guiñarse
los ojos
y a peinar la cabellera cítrica
de algún cometa.

Ese charco
pequeño, humilde,
recibe, en la modestia
de su lecho, toda la grandeza del universo.

Mayte Dalianegra

Pintura: “Las siete Pléyades” (1885), Elihu Vedder

Safe Creative #1202281214599