sábado, 15 de noviembre de 2014

JUVENTUD

Sus ojos
relucían como topacios
engastados en el calor
del mediodía;
eran los ojos
de la juventud.

Entonces
no sabían,
no sabían nada
acerca
de lo que tendrían que ver
a lo largo
de sus vidas.

Entonces
sólo veían la dulzura.

Mayte Dalianegra

Pintura: “El trabajo del amor perdido” (1885), Edwin Longsden Long
Safe Creative #1202281214599

Música: "Smell like teen spirit", Nirvana