sábado, 15 de octubre de 2011

A UNA SOMBRA ARROGANTE Y COBARDE.

A quien se viste de cobarde sombra
y como tal deambula,
dibujando su arrogancia en el humo,
le confieso mi razón:
no quiero ser,
pues ya soy,
no narciso,
de reflejo inseguro y pálido,
no camelia,
de efímeros pétalos,
ni dalia siquiera,
ni negra ni blanca,
sólo la que siente,
la que expresa,
la que habla
con el corazón latiéndole
en las sienes,
¡humildemente yo misma!

Mayte Dalianegra.

Pintura de Bente Schlick.

Safe Creative #1110150303377