jueves, 9 de enero de 2014

LA AMISTAD

La amistad no viaja en buque de guerra,
ni en carguero adocenado,
tampoco en navío con mil pasajeros,
pues de hacerlo, correría
la suerte de un Titánic.

La amistad no conoce fenómenos
como las redes sociales
—de designio incierto—,
ni sabe de otra cosa
que hinchar el velamen de la barca
donde navega la entrega sincera.
Ni sabe de más compromiso
que remendar esa vela
cuando la rasgue el tifón del arrebato.

Mayte Dalianegra

Pintura: “Cosiendo la vela” (1896), Joaquín Sorolla y Bastida. Museo de Arte Moderno Ca´Pesaro, Venecia, Italia
Safe Creative #1202281214599